DOSSIER
Palabras en la Inauguración del Proyecto PAIDEIA  -1-


Cuando, reunidos en el patio de Calias, Protágoras y Sócrates discurrían sobre la posibilidad de formar la virtud por la educación y la enseñanza, estaban situando en el centro polémico de la paideia, de su paideia, es decir, de su visión de la cultura, el problema primero de la existencia misma: la dimensión ética del individuo, el punto prodigioso por donde el logos atraviesa al hombre y lo devuelve al universo como hacia aquel río de aguas sucesivas donde ningún instante se separa dos veces; arista que es la raíz —¿quién es el hombre?— y la luz divisada —¿cuál es su destino? La raza de Sócrates y de Protágoras, de Heráclito y de Parménides, de Platón y [de] Plotino —síntesis inicial y no célula pura del cuerpo que anhelamos— nos ha legado[,] en ese nombre, a la vez un proyecto y una clave. Proyecto porque ninguna sociedad de clases ha trascendido la división de la cultura, ninguna sociedad ha superado el viejo desgarramiento entre el púlpito y la plaza. Clave porque sólo en la unidad de la cultura podrá el hombre proyectar la figura y su imagen, la profecía y la pregunta sobre un plano indiviso, hecho de continuas comuniones. Decimos arte y no decimos toda la cultura, sino sólo un reducto, una punta, un recodo. Vereda en la que el hombre ha abandonado los caminos confusos, mapa sobre los mapas militares.

Cuando 2500 años después Werner [Jaeger]-2- declinaba traducir paideia por educación, cultura..., nos remitía doblemente a la imagen de una plenitud y una carencia: cultura, para decirlo con la contemporaneidad de Lotman-3-, como "memoria no hereditaria de la comunidad", por un lado; cultura, por el otro, como sobrevida, simbólica rebelión, secreta resistencia. Que no podamos fragmentar aquel espejo en mosaicos aislados y enemigos, sigue diciéndonos al oído palabras que han de ser oídas.

Hagamos de la cultura, en la tierra de los anuncios y los desembarcos, en Tampa-4- o Ciudad México-5-, en Las Coloradas-6- o en Playitas-7-; hagamos, en la tierra que al mismo tiempo rasgaba con pistola [las paredes] los muros de un presente que usurpaba el pasado y ganaba [su or] sus orígenes en la página oscura, el coral en la imprenta, hagamos de la cultura una igualdad de las diferencias, una tensión de vasos que se comunican en el rechazo y la búsqueda, una gravitación histórica hacia la forma de la esencia, la forma que es el núcleo de mañana.

Rolando Prats  

NOTAS
-
1. Se reproduce íntegra y textualmente el original mecanográfico de este documento, que consiste de un folio de papel de estraza de 8½ x 11 pulgadas, mecanografiado a un espacio. Se añaden entre corchetes las variantes desechadas, erratas u omisiones.
-
2. W. W. Jaeger, filósofo y filólogo alemán (1881-1961), autor, entre otros estudios sobre la Griega clásica, de Paideia. Los ideales de la cultura griega (1934), publicado en español, entre otros, por el Fondo de Cultura Económica, México, D.F., 1990 y el Instituto Cubano del Libro, La Habana, Cuba, 1991 (Tomo 1). Tanto en México como en Cuba existen ediciones anteriores de esta obra.
-
3. Yuri M. Lotman (1922-1993). Teórico e historiador de la literatura ruso-soviética y reconocida figura en el campo de los estudios de semiótica cultural. Representante de la llamada Escuela de Tartu, editó la revista internacional Trudy po znakovym sisteman (Trabajos sobre sistemas de signos). Visitó Cuba a finales de la década de los ochenta.
-
4. Uno de los centros políticamente más activos, a fines del siglo XIX, entre los emigrantes y exiliados cubanos que aspiraban a la independencia de Cuba.
-
5. Tanto José Martí como Fidel Castro vivieron como exiliados políticos en México.
-
6. Playa Las Coloradas. Lugar, en la antigua provincia de Oriente (Cuba), por donde desembarcaron Fidel Castro y demás expedicionarios del yate Granma, el 2 de diciembre de 1956.
-
7. Playitas de Cajobabo. Lugar, en la antigua provincia de Oriente (Cuba), por donde desembarcaron José Martí y Máximo Gómez, el 11 de abril de 1995.

 subir  intro | dossier | utopista | xlibris | cámara | stanza | blog